Sobre bulevares y rotondas

A finales del año pasado un amigo me enseñó una captura donde se mostraba una imagen con una recreación del bulevar de Gamonal (la imagen era del Diario, como siempre que hay una obra nueva en nuestra ciudad).
Yo no me lo podía creer, otra obra inútil en mi ciudad, no eran rotondas, pero si otro bulevar (en esto llevamos experiencia con el del ferrocarril, encargado a los arquitectos suizos Herzog & De Meuron, marca España de toda la vida, vamos).
Estaba seguro de que algo pasaría cuando las máquinas empezaran a llegar, pero claro, jamás imaginé que hubiera un cartel en cartelera que anunciaba una manifestación en Sol en apoyo del barrio de Gamonal. Increíble.

Es que vale ya de caciquismo. Me acuerdo cuando en la ESO leía sobre esa, digamos, “forma de gobierno” del siglo XIX omnipresente en España y mi profesor de historia nos decía: “Aunque no os lo creais, esto sigue sucediendo en nuestra ciudad”.
Y tanto que siguió (y sigue) : el nuevo hospital, el desvío del ferrocarril, las estatuas del centro, el tunel de la Avenida Islas Canarias, ahora el dichoso bulevar……
También habreis oído lo de la guardería municipal que va a cerrar por no disponer de 13.000€ para una reforma o al hombre que corrigió al periodista de RNE (Link), y muchas de las maravillas que ofrece esta ciudad que todo el mundo ve como la de la Catedral, la morcilla y el queso (esto último no tiene nada que ver con Burgos, es simplemente el nombre de una marca).

Vas investigando, leyendo (díficil, ya se ha visto lo bien que se manipulaba en esta ciudad) y oyendo cosas sobre estas obras y al final en todas hay algo raro, algo que no cuadra. Amigos de amigos y de amigos, viajes, relaciones curiosas entre los protagonistas de las obras….
No me gusta poner ejemplos como acabo de hacer, con ellos no demuestras nada, me lo dicen siempre en la carrera y creo que hay bastante razón en esa frase.
Sin embargo, aquí los ejemplos son numerosos, algunos siguen el mismo patrón y aquí no hay duda de hay algo que huele jodidamente mal por detrás y que se aproxima a aquello que conocemos como caciquismo.

Todo los artículos que lees en Internet ahora mismo se preguntan: ¿por qué en Gamonal, en la tranquila ciudad de Burgos?, ¿todo este follón por una calle?, ¿cómo se originó todo este “estallido”?.
Me la juego. Yo creo que lo que ha desatado esto ha sido fruto de dos cosas: organización y cambio de mentalidad.
La primera de ellas es algo que llevamos viendo desde el 15M, hace falta organizarse de forma óptima, asambleas en la calle, manifestaciones una y otra vez por las tardes, poner toldos, informar de forma veraz a las personas, etc…
La segunda es algo indispensable. Yo jamás he visto manifestaciones de semejante tamaño como las que estoy viendo a través de las imágenes que me pasan mis amigos. Somos gente poco dado a protestar, con una mentalidad muchas veces conservadora, pero, claro, todas estas asambleas que decíamos antes hacen que hablemos y que pensemos, sobre todo eso, pensar, dar ideas, soluciones, eso nos hace libres y es que somos seres con miedo a ser libres y por eso en ocasiones no pensamos.
Por último la mecha ha sido internet como sucede últimamente en casos similares. Ha sido increíble la cantidad de información que he recibido estos días (también bulos y bulos por doquier) por parte de la gente que conozco. Esto lo trasladas a hace un par de años y no estaría escribiendo esta entrada, no tendría tantos detalles como a los que he tenido acceso.
También ha sido clave la difusión de noticias y artículos de periódicos no generalistas como eldiario.es que ha permitido conocer a multitud de personas todo el fondo político y económico que se mueve por Burgos.

Una de las cosas que se le achaca hoy en día a las redes sociales es que no hay expresividad, no hay emociones de por medio en una conversación o un chat.
Pero esta vez no ha ocurrido. Al igual que muchos amigos de mi ciudad me he sentido indignado, enfadado, orgulloso de mi ciudad (no me había pasado antes yo creo) y hasta en algún momento con ganas de que se liara parda (cosa que no quita para que muestre mi rechazo respecto a toda la violencia contra el mobiliario urbano)

Espero haberme explicado tan bien como todos esos vecinos de Burgos y en especial de Gamonal que a pesar de la censura más o menos palpable de algunos medios, han explicado de forma inmejorable lo que pasa en este barrio (y en esta ciudad).

Una de las cosas que siempre me acordaré será que no pude ir a ninguna de las manifestaciones de mi ciudad por estar estudiando en Madrid.

Ojalá esté allí ahora.

Una última cosa, por favor, no paréis de protestar.

Alberto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s