Fermi, Borges y lo finito

Como todos los hombres de la Biblioteca, he viajado en mi juventud; he peregrinado en busca de un libro, acaso del catálogo de catálogos; ahora que mis ojos casi no pueden descifrar lo que escribo, me preparo a morir a unas pocas leguas del hexágono en que nací[…]

La Biblioteca de Babel
Jorge Luis Borges

Creo que todos conocemos de sobra esa frase de Karl Marx: “La historia (escrita) de todas las sociedades existentes hasta ahora es la historia de la lucha de clases”,
lo cual da lugar a la teoría de la lucha de clases como “motor” de la historia.
Estuve pensando en esta reflexión de Marx y creo que también existe un mecanismo parecido en la ciencia.

Se puede afirmar que podemos reducir a explicar la ciencia y su historia a través de unos elementos básicos, unos entes que permiten explicar el porqué de su avance a lo largo de la historia de la humanidad. Esos elementos son las preguntas (también llamados problemas o estimaciones) de Fermi.

Según la Wikipedia, las preguntas de Fermi (en honor al físico y premio Nobel italiano Enrico Fermi) involucran el cálculo de cantidades que parecen imposibles de estimar dada la limitada información disponible.
Dos ejemplos clásicos de estos problemas son la ecuación de Drake y el problema del número de afinadores que existen en la ciudad de Chicago (Supuestamente propuesto originalmente por el propio Fermi).

Cualquier persona en este planeta está planteándose problemas de Fermi en su cabeza diariamente, siempre tendemos a convertir todo a números, a dar estimaciones, cálculos más o menos aproximados con mayor o menor acierto.
Toda la motivación presente en la historia científica se ha debido a que una persona o un grupo de personas se ha propuesto una o varias preguntas de este tipo, y por medio del método científico intenta dar una respuesta firme, lo cual siempre lleva a pequeños avances científicos (el análogo en la historia sería lo que Unamuno denominó la intrahistoria).

Se me ocurrió escribir esta entrada por dos motivos: el primero es un artículo bastante “filosófico” sobre el número pi y las secuencias que aparecen en él (parece increíble pero casi todo el artículo esta plagado de preguntas de Fermi planteadas por el autor).
Este artículo podéis encontrarlo en los recursos al final de la entrada.
Para puristas de las matemáticas (ergo yo) formalmente es un cero a la izquierda, que se le va a hacer.

El segundo motivo es una idea que llevaba en la cabeza y es el trabajo con lo finito. Una de las estrategias más comunes en matemáticas (y también de las más díficiles de entender por cierto) es la de convertir lo infinito a finito (en matemáticas existe una rama llamada matemática discreta con múltiples aplicaciones en la informática como por ejemplo la criptografía, que nos permite sacar dinero del banco o comprar algo por internet y que representa este concepto de manera bastante elegante).
Internet me llevó a partir del artículo del Quijote al cuento de Jorge Luis Borges: la biblioteca de Babel, un mundo donde el autor describe salas hexagonales compuestas por todos los libros que se pueden escribir. Seguro que lo primero que pensáis es que eso es infinito pero no, Borges plantea que esta biblioteca esta compuesta por libros de como mucho 410 páginas, 40 renglones por página y 80 símbolos por renglón, lo cual nos da una cantidad finita de libros.

En esa biblioteca está escrita esta entrada de blog, al igual que todos los comentarios y análisis posibles sobre esta propia entrada.

Boom

Creo que Enrico Fermi y Jorge Luis Borges no llegaron a conocerse nunca, pero el segundo creó una gran pieza literaria gracias a un magnífico problema de Fermi: ¿Cuántas obras literarias posibles existen en el universo?

Ciencia y literatura siempre se dan la mano

Recursos:

La Biblioteca de Babel, Jorge Luis Borges: http://biblio3.url.edu.gt/Libros/borges/babel.pdf
Info sobre la Biblioteca de Babel: español e inglés (Wikipedia)
¿Está el Quijote escrito en π? (Naukas)

Nota para marear la cabeza por completo: la biblioteca de Borges también recoge todas las posibles preguntas del físico italiano, así como todas la respuestas a ellas (¿Es quizás la biblioteca el límite de la ciencia?)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s