Subir del escenario, bajar del escenario

Siempre digo lo mismo con este tipo de entradas: no quiero que sean el típico escrito que lee un actor que acaba de ganar un Goya cuando dedica el premio hasta a su vecina del pueblo.
Por ello he pensado que simplemente escribiré las cosas que TUCH ha dejado guardadas en mi cabeza este año. Seguro que me dejo multitud de ellas, al mismo tiempo que escribiré otras que quizás no sean tan relevantes para otras personas.

Horas y horas invertidas, sacrificio, tensión y nervios, eso siempre. Sin embargo también hay energía, ritmo e improvisaciones, muchas improvisaciones antes de la obra (algunas de ellas cobraron tanta vida que parecía que durarían toda la madrugada).
Por otro lado está esa gran “familia” como decimos nosotros, las adaptaciones made in TUCH, la performance, el tríptico, el “bote” de sangre, las italianas en la terraza, la música en la sala de maquillaje, los platos y las caídas que volaron en aquel caos, las conversaciones en segundo plano, los magníficos e invisibles platos que creamos, el ambiente que se respira en la parte de atrás, ese tercio que se cae en el público, las cenas a las nueve de la noche, el “¿por qué se ríe el público?”, el toque que cada uno da a su personaje, compañeros sacándote de un apuro en una parte concreta del texto, las charlas antes de salir a escena, los ánimos y abrazos entre todos, frases que metes en la obra sin habérselo dicho a nadie, las entradas en bambalinas cagandote en tus fallos sobre el escenario y los descansos en la ventana de la piscina.

Pero sin duda está ese momento cuando vas a subir al escenario sabiendo el reto tan díficil que era esta obra, con su caos y sus más de 15 personajes en escena, sus peleas, sus sueños y el mensaje que quieren transmitir desde los fogones de esa puñetera cocina que al final no era tan de los años 60.
Tampoco me puedo dejar ese momento de salir con Fer y todos tus compañeros al escenario mientras todo el salón aplaude a reventar.
Para acabar te “bajas” del escenario, sales de bambalinas y la gente está esperando a felicitar a todo el equipo.
En ese instante te das cuenta de que el teatro es una parte importante de tu vida y que nunca podrás olvidar todas esas experiencias que he citado antes.

Va por vosotros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s