La inexistencia de la segunda oportunidad

Llevaba ya un buen tiempo sin ponerla, pero el otro día decidí volver a escucharla. Existe un buen puñado de cosas con las que te sientes identificado en La Segunda Oportunidad de La Habitación Roja. Esas cosas que oyes a menudo de tus amigos y familiares en tu día a día.

No cabe duda de que todos hemos pensado alguna vez unas cuantas cosas de las tantas que se esconden entre las estrofas de esa canción: “¿Y si…?” “Si tuviera la ocasión de volver a […] no dudaría en…” “Yo probablemente ahora si tuviera otra oportunidad hubiera…”.
Sin embargo, tras darle unas cuantas vueltas, creo que el concepto de segunda oportunidad es algo totalmente inexistente.Suena pesimista, catastrófico e incluso algo dramático, pero es algo que me he dado cuenta a lo largo de estos meses.
Este concepto es posiblemente un espejismo que se presenta en nuestros cerebros quizás debido a ciertas tesis cristianas arraigadas en nuestra sociedad como la reencarnación. Aunque no hay duda de la importancia de otros valores provenientes de otras religiones y creencias, veamos los porqués de la imposibilidad de que se produzca una segunda oportunidad.

En primer lugar viene por los hechos cometidos anteriormente. Si mal no recuerdo creo que con la teoría de la relatividad de Einstein se demuestra la imposibilidad de retroceder en el tiempo. Esto da lugar a que la segunda oportunidad sea algo físicamente irrealizable.
Podemos imaginar la existencia de una segunda oportunidad como creen algunas personas pero todo está condicionado a la primera, por lo que yo no lo considero una segunda oportunidad, simplemente es otra oportunidad independiente de la anterior, con nuevas características provenientes de todos las experiencias ocurridas entre la primera oportunidad y esta “nueva” oportunidad.
Por otro lado creo que otro golpe importante viene de la época actual en la que vivimos. Los datos y la información fluyen sin cesar, la vida parece una sucesión de imágenes, números y datos que aparecen y se van de nuestros móviles y de nuestros cerebros. Todo se queda grabado en  remotos ordenadores de la India o China mientras nosotros seguimos viviendo indiferentes a ello. Esta indiferencia es la causa de que sigamos creyendo en que puede haber otra “chance” como dicen al otro lado del charco. Solamente hace falta que alguien se dedique a extraer esa información de ese determinado ordenador del continente asiático para tumbar el concepto.
Ciertos comportamientos realizados en un cierto momento de nuestras vidas puede provocar que dentro de una cierta cantidad de años esos comportamientos sean alabados, avergonzantes o incluso ilegales si se ha producido un cambio legislativo en el país que residimos.
Quizás ahora con la entrada del derecho al olvido en internet se pueda volver a empezar de cero y se pueda lograr nuevas oportunidades en el mundo virtual, pero con lo poco que sé sobre el tema, aunque Google lo “haga desaparecer” siempre se puede ir por otra vía, como por ejemplo con los metadatos.

Es posible que el concepto de segunda oportunidad sea algo abstracto, pero tras escuchar un par de veces la canción quizás las ideas se vuelven un tanto más claras y estoy seguro que cada persona la dará un sentido bastante personal al término.

Material extra:

Explicación básica sobre los metadatos en Diario Turing:

Qué son tus metadatos y por qué pueden ser tan importantes como el contenido de tu email

Además recomiendo probar Immersion tal y como se menciona al final del artículo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s