Final aleatorio-genérico (Modelo alternativo)

Bajaron del coche y sacaron una pila de maletas que se elevaba más allá del cielo.
Él se acercó a la valla cristalina y vió como al otro lado aquella especie de ferrocarriles autopropulsados circulaban a alta velocidad sobre un viaducto sin fin. Pasaban como ráfagas de aire, permitiéndole recordar esa canción francesa de hace un par de siglos por lo menos.
Se quedó tarareando la canción mientras veía todo aquello que en otro tiempo fue ciudad, recordando todas y cada una de las cosas que habían cambiado en su vida a lo largo que pasaban todas aquellas páginas de papel, todas y cada una de ellas dignas de un guionista de películas de Mantena3<insertesupublicidadaquívolvemosdentrode27minutos> un domingo cualquiera por la tarde.
De repente se hizo un silencio total, solo perturbado por el ruido de turbinas y neones que alumbraban aquel barrio perdido de la ciudad.
Parecía que aquel día tampoco iba a amanecer por lo que una serie de nubes grises aparecieron de la nada mostrando carteles publicitarios con una leve iluminación en su interior
– Ahora todo ya ha terminado, ¿no?
No nos hemos olvidado de ella. ¡Cómo vamos a olvidarnos de ella! Si ella no existiera no existiría este relato.
Estaba justo detrás de él, mirándole fijamente, con la mirada perdida, quizás acusadora.
Él, con todo el tiempo del mundo cogió su mano y ambos se dirigieron al puente que pasaba por encima del viaducto.
Todo parecía indicar que a continuación vendría un abrazo entre los dos, pero algo se encendió en el cerebro de ellos justo en el mismo momento, provocando que ambos cayeran del puente con sus manos fuertemente apretadas. Cuando giró la cabeza a su izquierda vió que ella no estaba allí, se había esfumado, su mano izquierda solamente estaba apretando aire.
En ese preciso instante, el aerotrén de las 06:25 hizo acto de presencia dejando un rastro de cenizas que salieron volando en todas direcciones.

 

Anuncios

Noche de análisis

It’s your boy, Romeo! (‘W’ con Yandel!)
So nasty! (Oye, bebe!)
(“Pa’l Mundo”!)
[Curioso recurso el de combinar varios idiomas en una sola estrofa. Dota de un aire internacional a la canción a la par que demuestra la habilidad del autor en ambos idiomas]

¿Oye, que tal?
Soy el chico de las poesías
Tu fiel admirador
Y aunque no me conocías
[El opening es soberbio, la rima consonante en los versos pares anticipa la majestuosidad de esta canción, a la vez que nos hace reflexionar sobre quien será este misterioso chico de las poesías]

Hoy es noche de sexo
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Y voy a cumplir tus fantasías
Hoy es noche de sexo (Ayyy!)
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Lo juro por Dios que esta noche serás mía
[La repetición de versos en el estribillo fuerza a que el acto sexual prospere, ya sea por aburrimiento o por la maravillosa conjugación de cumplir fantasías y juramentos a Dios. Estribillo al alcance de muy pocos. Espléndido]

(Queeeeeeeeeeeeeeeeee!)
Quiero arrancarte la tela con cautela
Mi piel canela enseguida pela
Ella es la protagonista de mi novela
Mi Cinderella conmigo es que vuela
Póngase romántica, please
Dame un kiss, no cometa un desliz
Ella combina la calle con la moda de Paris
La miss sigue matando en el país
[El primer berrido hace que tengamos que seguir escuchando esta deliciosa melodía donde los pareados salen de debajo de las piedras hasta llegar a un cierto momento de clímax, donde se produce una referencia en la lengua de Shakespeare a Cenicienta y otra a la moda de París (esta ya en la lengua de Cervantes) mientras se van intercalando palabras inglesas que permiten al autor salir el paso ante un probable bloqueo de creación poética en aquel momento]

Hoy es noche de sexo
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Y voy a cumplir tus fantasías
Hoy es noche de sexo (Ayyy!)
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Lo juro por Dios que esta noche serás mía
[Se repite el Chorus]

Acércate…
Te diré que…
[Misterio en estos dos versos… ¿Qué deparará la canción?]
Nadie te va a tocar como yo
Nadie te lo va a hacer como yo
[Frases directas y con una clara declaración de intenciones]
Acércate…
Te diré que…
[Vuelta al misterio again]
Nadie te va a tocar como yo
Nadie te lo va a hacer como yo
[Magnifica repetición que insiste sobre lo dicho anteriormente]
Decídete ya cuando será
Que tu boca tocara mi boca
So, dime ya que tú me das
[Atencion al doble sentido de “so”. Por un lado se quiere referir al localismo utilizado con animales, queriendo dar a entender algo así como “para”, “o estate quieta”. Por otro lado se quiere usar la palabra inglesa que significa “así” o “por tanto”]
Quiero sentirte, besarte
Mi lengua pasarte
Y vas a sentirte bien
Vamos a pasarla bien
Tu no ves que estoy sufriendo
Y pasando el tiempo sin comerte
[Numerosos recursos literarios y estilísticos utilizados en estos versos que no podemos comentar por falta de espacio]

Empecemos en la playa
Terminemos en la cama
Trae la toalla porque te vas a mojar
En flex, mami, en sex
Lay on my bed and prepare for sex
[Nótese la depurada transición entre los dos idiomas, algo jamás visto en la historia musical del siglo XXI]

Hoy es noche de sexo
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Y voy a cumplir tus fantasías
Hoy es noche de sexo (Ayyy!)
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Lo juro por Dios que esta noche serás mía
[Volvemos al querido estribillo ya por última vez]

‘W’, el sobreviviente!
Con Yandel!
Nelly!
Nesty!
No hay pa’ nadie!
Llego el dream team!
El dream team!
Salte de la vía!
Que por ahí viene el tren!
Boo!
Tra! (Frikia’o!)
Boo! (Tell them about the name!)
Tra! (Hitmaker!)
Boo! (Hitmaker, baby!)
Tra! (Don’t stop, baby!)
Boo!
Tra!
Oye, Romeo!
El dúo de la historia!
Zumba, Romeo, zumba!
No hay pa’ nadie!
Esta bien ya!
No llores!
El dúo de la historia!
Con Romeo!
Un junte pa’ la historia!
Esto es de colección, hermano!
[Esta oda a la vida termina con una apoteosis de referencias culturales al Dream Team de baloncesto, a Romeo y Julieta o a neodeportes de gimnasio como la Zumba. Por sí fuera poco (en internet se puede encontrar numerosos papers de escritores, críticos literarios y musicales analizando esta última estrofa) se añaden numerosos monosílabos y nombres recitados al azar, como sí el autor estuviera bajo la influencia de la estética subrealista (que no surrealista, ojo).
Mencionar también la abundancia de frases exclamativas y cultismos como “junte”]

Bibliografía adicional y lecturas recomendadas

1 – El uso de monosílabos y el lolololo en la cultura musical española. Ruiperez Genil Mahamonde. Editorial Escaspa, 2014
2 – Una nueva vuelta de tuerca: el Subrealismo en la música del siglo XXI. Francisco de Perea Antuñez. Editorial Alternatistream, 1978
3 – El porqué usted debe montar discotecas y no garitos rollo alternativo
Ramón Benavente López. Editorial SpanishPaella, 2001
4 – La caída del muro de Berlín y el Twerking. Dos hitos que cambiaron la historia.
Miguel Champs de Cornudilla. Editorial Benalmádena, (en preventa, disponible en 2035)

Sed fugit interea, fugit irreparabile tempus

Únicamente se dispone de cinco minutos para realizar la entrada

Todo lo que nos rodea se puede reducir al extremo en tiempo. Todo corre sin cesar, como si no pudiera parar a esperar unos momentos. El tiempo libre es tiempo perdido y malgastado. Todas nuestras compras y ventas son compras y ventas de tiempo. La matrícula en la universidad es una cesión de tiempo bastante importante. La divisa es el tiempo, y a partir de ahí todo debe girar en torno a ella. Otro problema es la finitud entre nosotros y el tiempo. El tiempo no es malo por naturaleza (¿seguro?). La gestión es un punto importante, deberíamos prestar más detalle a movernos en el tiempo, haciendo que sea un compañero de viaje más, como sí siempre estuviera al lado, retirando la presión que realiza sobre nosotros, como sí no

Final aleatorio-genérico (Modelo comercial)

Bajaron del coche y sacaron una pila de maletas a la calle.
Él se acercó a la valla y vió como al otro lado los coches circulaban a alta velocidad por la autovía. Pasaban como ráfagas de aire, causando una especie de movimiento hipnótico si te parabas a verlo unos segundos.
El no era menos y se quedó paralizado unos segundos viendo todo aquello, recordando todas y cada una de las cosas que habían cambiado en su vida el último año: traiciones, secuestros, catástrofes evitadas, amigos que se fueron  y ella.
Estaba justo detrás de él, mirándole fijamente, con la mirada perdida.
De repente se hizo un silencio total, solo perturbado por el ruido de los coches que circulaban unos metros más allá.
– Ahora todo ya ha terminado, ¿no?

(Incluir este párrafo si queremos realizar una segunda parte o aún mejor, una trilogía de la novela)
Cuando fue a contestar, un sonido salió de su bolsillo derecho. Acto seguido sacó el móvil: ” xxxxx, llamada entrante”.
No dudó en colgar, aunque otro mensaje apareció instantáneamente en la pantalla: “Llámame cuando puedas, es urgente”.
Volvió a meter el móvil en el bolsillo mientras en su cara se percibía una pequeña sonrisa.

Él, sin mediar palabra, se fundió en un emotivo abrazo con ella.
Después de aquel interminable momento ambos giraron sobre sus talones para entrar al portal de lo que sería su nuevo hogar.

El cruce (versión ordenada y comentada)

Antes que nada comentar que he pensado que sería interesante incluir al final del “relato” una explicación con bastantes comentarios sobre la obra, referencias, las críticas que he recibido o cosas sobre el proceso de creación de la misma. No estaba muy convencido la verdad, siempre he sido de explicarme tirando a mal y dejar todo en el aire, pero he hecho una excepción para así realizar un análisis detallado del texto y que la mayoría de referencias e ideas queden bastante claras.
También decir que esta es la obra que presenté para el concurso de relatos del Chami. Es la primera vez que participo y ha sido una experiencia bastante buena, tanto como escritor y como jurado del concurso (enhorabuena a los 6 ganadores por cierto, se lo merecen).
El pseudónimo que utilicé como podéis ver fue el del escritor americano John Kennedy Toole.

Sigue leyendo