Noche de análisis

It’s your boy, Romeo! (‘W’ con Yandel!)
So nasty! (Oye, bebe!)
(“Pa’l Mundo”!)
[Curioso recurso el de combinar varios idiomas en una sola estrofa. Dota de un aire internacional a la canción a la par que demuestra la habilidad del autor en ambos idiomas]

¿Oye, que tal?
Soy el chico de las poesías
Tu fiel admirador
Y aunque no me conocías
[El opening es soberbio, la rima consonante en los versos pares anticipa la majestuosidad de esta canción, a la vez que nos hace reflexionar sobre quien será este misterioso chico de las poesías]

Hoy es noche de sexo
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Y voy a cumplir tus fantasías
Hoy es noche de sexo (Ayyy!)
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Lo juro por Dios que esta noche serás mía
[La repetición de versos en el estribillo fuerza a que el acto sexual prospere, ya sea por aburrimiento o por la maravillosa conjugación de cumplir fantasías y juramentos a Dios. Estribillo al alcance de muy pocos. Espléndido]

(Queeeeeeeeeeeeeeeeee!)
Quiero arrancarte la tela con cautela
Mi piel canela enseguida pela
Ella es la protagonista de mi novela
Mi Cinderella conmigo es que vuela
Póngase romántica, please
Dame un kiss, no cometa un desliz
Ella combina la calle con la moda de Paris
La miss sigue matando en el país
[El primer berrido hace que tengamos que seguir escuchando esta deliciosa melodía donde los pareados salen de debajo de las piedras hasta llegar a un cierto momento de clímax, donde se produce una referencia en la lengua de Shakespeare a Cenicienta y otra a la moda de París (esta ya en la lengua de Cervantes) mientras se van intercalando palabras inglesas que permiten al autor salir el paso ante un probable bloqueo de creación poética en aquel momento]

Hoy es noche de sexo
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Y voy a cumplir tus fantasías
Hoy es noche de sexo (Ayyy!)
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Lo juro por Dios que esta noche serás mía
[Se repite el Chorus]

Acércate…
Te diré que…
[Misterio en estos dos versos… ¿Qué deparará la canción?]
Nadie te va a tocar como yo
Nadie te lo va a hacer como yo
[Frases directas y con una clara declaración de intenciones]
Acércate…
Te diré que…
[Vuelta al misterio again]
Nadie te va a tocar como yo
Nadie te lo va a hacer como yo
[Magnifica repetición que insiste sobre lo dicho anteriormente]
Decídete ya cuando será
Que tu boca tocara mi boca
So, dime ya que tú me das
[Atencion al doble sentido de “so”. Por un lado se quiere referir al localismo utilizado con animales, queriendo dar a entender algo así como “para”, “o estate quieta”. Por otro lado se quiere usar la palabra inglesa que significa “así” o “por tanto”]
Quiero sentirte, besarte
Mi lengua pasarte
Y vas a sentirte bien
Vamos a pasarla bien
Tu no ves que estoy sufriendo
Y pasando el tiempo sin comerte
[Numerosos recursos literarios y estilísticos utilizados en estos versos que no podemos comentar por falta de espacio]

Empecemos en la playa
Terminemos en la cama
Trae la toalla porque te vas a mojar
En flex, mami, en sex
Lay on my bed and prepare for sex
[Nótese la depurada transición entre los dos idiomas, algo jamás visto en la historia musical del siglo XXI]

Hoy es noche de sexo
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Y voy a cumplir tus fantasías
Hoy es noche de sexo (Ayyy!)
Voy a devorarte, nena linda
Hoy es noche de sexo
Lo juro por Dios que esta noche serás mía
[Volvemos al querido estribillo ya por última vez]

‘W’, el sobreviviente!
Con Yandel!
Nelly!
Nesty!
No hay pa’ nadie!
Llego el dream team!
El dream team!
Salte de la vía!
Que por ahí viene el tren!
Boo!
Tra! (Frikia’o!)
Boo! (Tell them about the name!)
Tra! (Hitmaker!)
Boo! (Hitmaker, baby!)
Tra! (Don’t stop, baby!)
Boo!
Tra!
Oye, Romeo!
El dúo de la historia!
Zumba, Romeo, zumba!
No hay pa’ nadie!
Esta bien ya!
No llores!
El dúo de la historia!
Con Romeo!
Un junte pa’ la historia!
Esto es de colección, hermano!
[Esta oda a la vida termina con una apoteosis de referencias culturales al Dream Team de baloncesto, a Romeo y Julieta o a neodeportes de gimnasio como la Zumba. Por sí fuera poco (en internet se puede encontrar numerosos papers de escritores, críticos literarios y musicales analizando esta última estrofa) se añaden numerosos monosílabos y nombres recitados al azar, como sí el autor estuviera bajo la influencia de la estética subrealista (que no surrealista, ojo).
Mencionar también la abundancia de frases exclamativas y cultismos como “junte”]

Bibliografía adicional y lecturas recomendadas

1 – El uso de monosílabos y el lolololo en la cultura musical española. Ruiperez Genil Mahamonde. Editorial Escaspa, 2014
2 – Una nueva vuelta de tuerca: el Subrealismo en la música del siglo XXI. Francisco de Perea Antuñez. Editorial Alternatistream, 1978
3 – El porqué usted debe montar discotecas y no garitos rollo alternativo
Ramón Benavente López. Editorial SpanishPaella, 2001
4 – La caída del muro de Berlín y el Twerking. Dos hitos que cambiaron la historia.
Miguel Champs de Cornudilla. Editorial Benalmádena, (en preventa, disponible en 2035)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s