Más allá del escenario


A pesar de los sifonazos y tachones del Sargento y el Martínez, ambas libretas pudieron sobrevivir a este breve (pero intenso) secuestro teatral.
No quedaron muchas páginas en blanco para escribir, pero igual esto se expande más rápido que la ginebra que ahora mismo recorre mi cabeza.
Seamos breves y concisos (antes de que mis pantalones empiecen a prender debido a ciertas cerillas malignas): que díficil es ir trepando has llegar a la cresta de la ola, donde ves que ya no hay nada más y que es la hora de bajar de la vagoneta de esta montaña rusa, de lanzarse, de disfrutar, reír, llorar, agobiarse, gritar y sudar al mismo tiempo. Se acabó el salir temblando y entrar de nuevo 5 minutos en bambalinas para ver que todo estaba en orden. También se terminaron las siestas eternas o el escuchar horas antes el “Estáis aquí” de Sidonie y “El Mirlo” de mis queridos Nueva Vulcano (mis nervios ya no necesitaron a Wilco esta vez).
Las paredes de la terraza (y sus habitantes también) podrán respirar tranquilos, no habrá más discursos imposibles a neúrologos mundiales.
Parece que no queda más, el tiempo se lo llevó todo de sopetón, dejando el maquillaje y la parte de atrás vacía, al igual que estas botellas de aquí.
Adios a esas malditas cenas de las 21:00 y al “joder, hoy está lleno”.
También se fue el abrazo antes de salir, la línea que saltó antes de lo previsto o el gag que nunca llegó a convertirse en realidad.
Ya no hay prisas por ponerse tacones ni por agotar las reservas de agua de la máquina.

Sin embargo, todavía me queda algo, lo cual siento tan real como los dedos que rozan las últimas páginas de esta libreta.
Ese algo son las fotos disparadas en el segundo exacto, en el momento más oportuno, en el gesto más querido y reconocible, que se quedarán en mi cabeza para siempre.
También veo ahora ahora los abrazos del final, los aplausos (“¡bien, coño, bien!”) y la gente de pie entre los focos.

Sin embargo, hay una cosa por encima de todo lo que he dicho hasta ahora y sois vosotros, que siempre estuvisteis ahí sobre el escenario.

Porque no necesitáis carta de presentación ni más explicaciones.

Todo esto va por vosotros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s